A principios del año 2007 tuvo lugar en París, Francia, la décima sesión del IPCC de las Naciones Unidas. El contenido científico de los informes emanados de dicha reunión no difería mucho del presentado en oportunidades anteriores, pero fue acompañado por declaraciones que lograron que el cambio climático ocupara el centro del escenario político internacional como uno de los temas de mayor preocupación para el futuro de la humanidad. El tema, no obstante, no está libre de cuestionamientos. Es el cambio climático actual consecuencia de las actividades antrópicas, o es parte de la variabilidad natural del clima? Para responder estas preguntas, el conocimiento del pasado climático reciente es una referencia obligada para analizar los cambios constatados dentro de rangos de variabilidad natural del sistema.

Con el objetivo de efectuar investigaciones que aporten nuevos datos que permitan caracterizar la variabilidad paleoambiental y paleoclimática natural de nuestro país nace en 2008 el Laboratorio de Sondeos de Ambientes Continentales y Marinos de la UBA. Su objetivo inicial fue producir información paleoecológica, paleoambiental y paleoclimática para el Cuaternario Superior en distintas escalas temporales en la región pampeana y el mar adyacente, una de las zonas demográfica y económicamente más importantes de nuestro país, en base a proxies biológicos, en particular ostrácodos y foraminíferos. Posteriormente se amplió significativamente el tema de investigación, para incluir el estudio de otras regiones. Es así como las investigaciones efectuadas dentro del ámbito del SACMa incluyen el análisis de ostrácodos actuales y de testigos de lagos de la Patagonia austral, de ostrácodos de testigos de lagos de la Patagonia Septentrional en el ámbito del Parque Nacional Nahuel Huapi, el análisis de ostrácodos de testigos de lagunas de la pampa bonaerense y el análisis de foraminíferos de testigos sedimentarios de la plataforma y el talud norbonaerense.