A partir del año 2000 se desarrolla en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales  de la Universidad de Buenos Aires (FCEN-UBA) una línea de investigación centrada en la reconstrucción de paleocomunidades bentónicas y sus paleoambientes asociados en sucesiones marinas del Cretácico Inferior de Cuenca Neuquina. Esta temática conforma el núcleo principal de este laboratorio, sin embargo esta línea principal se ha ido expandiendo e involucrando otras líneas de trabajo a cargo de tesistas de grado y postgrado, becarios posdoctorales y cooperación con colegas de otras instituciones.

El objetivo principal de nuestro laboratorio es el estudio de los ecosistemas de ambiente marino y marino-marginal mesozoicos que se registran en cuencas andinas sudamericanas y su comparación con los ecosistemas registrados en forma coetánea en otras partes del mundo. Para llevar adelante este objetivo se aplican metodologías de trabajo que provienen de distintas disciplinas, como por ejemplo la Sistemática Paleontológica, Tafonomía, Paleoecología, Sedimentología y Estratigrafía,  entre otras. De esta manera se utiliza una amplia variedad de herramientas con el objetivo de identificar, describir e interpretar los ecosistemas marinos mesozoicos y su evolución espacio-temporal.

Nuestros estudios parten del análisis de concentraciones fósiles registradas en sucesiones marinas mesozoicas. Las concentraciones fósiles pueden definirse en sentido estricto como cuerpos de roca que poseen una mayor abundancia relativa de restos fósiles que los niveles supra e infrayacentes, independientemente de su dimensión, composición taxonómica y mecanismo genético. Las concentraciones son frecuentes a lo largo del registro estratigráfico y particularmente se asocian con superficies de discontinuidad debido a que la sedimentación no es constante y por ende se forman intervalos discretos ricos en fósiles durante períodos de baja tasa neta de sedimentación. Las concentraciones son el producto de un abanico amplio de procesos tafonómicos y paleoambientales y se registran en distintos ambientes sedimentarios a lo largo de todo el Fanerozoico.

Las concentraciones fósiles poseen importancia en estudios geológicos y paleontológicos dado que son generalmente la fuente de especímenes fósiles siendo niveles apropiados para la recolección a la vez que pueden actuar como roca reservorio de hidrocarburos, conformar cuerpos enriquecidos en fosfato, ser niveles indicadores de discontinuidades y útiles en correlación estratigráfica, entre otras aplicaciones.