En un reciente trabajo publicado en la Revista de la Asociación Geológica Argentina una investigadora de nuestro instituto con la colaboración de otros colegas de la Universidad de Buenos Aires ha dado a conocer interesantes datos sobre los cambios climáticos acaecidos en el Pleistoceno terminal.

Ubicación del perfil estudiado en la localidad de Claromecó, provincia de Buenos Aires.

Se realizó el estudio estratigráfico de detalle de un perfil aflorante en las proximidades de Claromecó, provincia de Buenos Aires. El mismo incluye el análisis de facies continentales y marinas, que proporcionan un conocimiento paleoambiental y paleoclimático detallado del registro geológico cuaternario del sudeste de la provincia de Buenos Aires, y datos de luminiscencia ópticamente estimulada.

Perfil estratigráfico, litofacies, edades OSL y ubicación de los cortes delgados.

Sobre la base de las superficies de discontinuidad en la sedimentación y los estudios realizados en campo y laboratorio, se ha dividido la sucesión en cinco unidades a las que suprayace el suelo actual. Los sedimentos de la unidad A se cementaron en un ambiente diagenético freático marino con circulación activa de agua. La unidad B comprende dos etapas pedosedimentarias, en las que se registran paleosuelos generados bajo clima semiárido estacional.

Vista del afloramiento y su corte petrográfico de las distintas unidades reconocidas.

Las unidades C y D son marinas, la primera corresponde a una planicie submareal mixta y la segunda a canales mareales. El conjunto es cubierto por un flujo denso correspondiente a la unidad E. En el perfil se registran 4 pulsos que identificarían períodos cálidos o de mejoramiento climático, dos vinculados con el ascenso del mar y otros dos con paleosuelos.

Vista de afloramiento y en corte petrográfico de la sección superior del perfil.

De los relacionados con ingresiones marinas, el más antiguo corresponde a la unidad A y el más moderno a las unidades C y D, mientras que los paleosuelos se desarrollaron sobre sedimentos loéssicos, ambos en la unidad B. Se interpreta que estos cuatro pulsos corresponderían a 4 de los 5 subestadíos en que es dividido el Estadío Isotópico Marino 5.

Reconstrucción de la secuencia de estadíos pedosedimentarios.

Para mayores detalles se remite al lector al trabajo publicado.

Tofalo, O.R., Orgeira, M.J., Castro, L.N., Vizán, H. y Azcuy, C. 2017. Cambios paleoclimáticos durante el Pleistoceno Tardío (MIS5) en el sudeste de la provincia de Buenos Aires. Revista de la Asociación Geológica Argentina 74(4): 485-496.

Journal webpage: http://ppct.caicyt.gov.ar/index.php/raga/article/view/9756/10443