En un trabajo recientemente publicado por la Revista de la Asociación Geológica Argentina investigadores de nuestro instituto presentan una puesta al día de los primeros movimientos compresivos que afectaron la Cordillera de los Andes en el norte de Neuquén y sur de Mendoza, revalorando las acertadas observaciones de don Pablo Groeber realizadas a mediados del siglo anterior.

Localidades estudiadas con la ubicación del frente orogénico neocretácico.

El trabajo destaca los estudios realizados por Groeber través de varios años de observación y largas campañas en las provincias de Neuquén y Mendoza, quien sentó las bases de la primera fase de levantamiento de los Andes, a la cual denominó movimiento Intersenoniano.

Cuadro de correlación estratigráfica del norte de Neuquén y sur de Mendoza.

Esta fase de deformación no ha perdido vigencia, y a través de los años ha sido ratificada y complementada con nuevas observaciones realizadas por diferentes autores que estudiaron la región aplicando diversas metodologías. Sin embargo, Groeber subestimó la intensidad de estos movimientos en el norte de Neuquén y sur de Mendoza debido a que no tuvo en cuenta la real dispersión de la sedimentación sinorogénica, un concepto geológico acuñado décadas más tarde.

Estratos de crecimiento y su comparación con la sección ilustrada por Groeber.

Ha sido posible delimitar con mayor precisión a través del estudio de estratos de crecimiento y la deformación sinsedimentaria que se observan en el Grupo Neuquén, el desarrollo de la primera cuenca de antepaís andina. Se ha podido establecer el área afectada por esta fase de deformación y precisar sus inicios en el Cenomaniano (ca. 100 Ma).

Estratos de crecimiento en el limbo frontal de la Sierra Azul, Mendoza.

A su vez este trabajo propone una solución para el problema de nomenclatura con el cual se encontró Groeber a partir del estudio de las capas del Ranquil en Mendoza, que ubicó dentro del Diamantiano, el equivalente a la Formación Rayoso en la provincia de Neuquén.

Deformación sinsedimentaria dentro del Grupo Neuquén.

Sedimentos finos del Grupo Neuquén con evidencia de actividad sísmica sinsedimentaria.

Ante la ausencia de fósiles característicos con que realizar una correlación bioestratigráfica, se ha recurrido a obtener la edad máxima de sedimentación y el patrón de edades U-Pb de circones, los que se presentan como una herramienta clave para establecer la correlación del Ranquilense de Mendoza con el Grupo Neuquén de Neuquén.

Características petrográficas y paleocorrientes en depósitos del Grupo Neuquén.

Edad U-Pb en circones detríticos del Grupo Neuquén de Mendoza y Neuquén.

Sobre esta base se propone desestimar la denominación de Formación Diamante para los depósitos neocretácicos continentales aflorantes en el sur de Mendoza.

Edades de enfriamiento en las fajas plegadas y corridas de Malargüe y del Agrio.

Para mayores detalles se recomienda leer el trabajo original recientemente publicado.

Fennell, L.M., Naipauer, M. y Folguera, A. 2017. El movimiento intersenoniano de Pablo Groeber en el norte de Neuquén y sur de Mendoza: bases de la primer orogenia andina. Revista de la Asociación Geológica Argentina 74(1): 59-73.

Journal webpage: http://ppct.caicyt.gov.ar/raga/