En un trabajo recientemente aceptado para su publicación en Cretaceous Research, investigadores de este instituto en conjunto con colegas del Museo de La Plata presentan un fragmento de espina de aleta dorsal de un tiburón hybodontiforme y un diente de tiburón lamniforme hallados en afloramientos de la Formación Agrio en la localidad de Pichaihue, provincia de Neuquén. Estos restos representan los primeros registros del Cretácico Inferior de la Cuenca Neuquina de elasmobranquios, un grupo de peces cartilaginosos que incluye a los tiburones y rayas actuales.

Mapa de ubicación de la localidad de los hallazgos en la provincia de Neuquén.

Los condrictios tienen un registro fósil empobrecido para el intervalo Jurásico–Cretácico Inferior en el sudoeste de Gondwana. De hecho, se conocen pocos elasmobranquios pre-aptianos en el mundo. Los registros presentados en el mencionado trabajo representan los primeros condrictios del intervalo Valanginiano–Hauteriviano de la región.

A–C, espina de aleta de tiburón hybodontiforme; A, reconstrucción de la espina completa mostrando las partes preservadas, escala= 20 mm; B, detalle de uno de los fragmentos preservados en vista posterior, escala= 20 mm; C, detalle de las bases de los dentículos en el margen posterior de la espina, escala= 3 mm.

El fragmento de espina de aleta dorsal corresponde al Orden Hybodontiformes, Superfamilia Hybodontoidea y fue recuperado de lutitas oscuras de edad valanginiana superior del Miembro Pilmatué de la Formación Agrio. La longitud total reconstruida de la espina es de aproximadamente 30 cm, lo que implicaría que el animal puede haber alcanzado los 2 m de longitud.

Por otro lado, el diente corresponde a una especie indeterminada del género Protolamna (Orden Lamniformes, Familia Eoptolamnidae), y fue hallado en calizas arenosas grises de edad hauteriviana tardía del Miembro Agua de la Mula de la misma formación. Representa el primer registro de Protolamna en América del Sur.

A–B, diente de Protolamna sp.; A, vista labial; B, vista lingual. Escalas= 2 mm.

Las facies en las que estos restos de condrictios fueron encontrados indican, en ambos casos, ambientes marinos de baja energía por debajo de la base de olas de tormenta.

Para más información consultar el artículo original:

Gouiric-Cavalli, S., Cione, A.L., Lazo, D.G., Cataldo, C.S., Aguirre-Urreta, M.B. 2017. First record of elasmobranchs from the Lower Cretaceous of Argentina (Neuquén Basin). Cretaceous Research (2017), en prensa.

Journal webpage: https://doi.org/10.1016/j.cretres.2017.09.003.